Vida

¿Cuál es el significado de la globalización en sociología?

¿Cuál es el significado de la globalización en sociología?

La globalización, según los sociólogos, es un proceso continuo que involucra cambios interconectados en las esferas económica, cultural, social y política de la sociedad. Como proceso, implica la integración cada vez mayor de estos aspectos entre naciones, regiones, comunidades e incluso lugares aparentemente aislados.

En términos de economía, la globalización se refiere a la expansión del capitalismo para incluir todos los lugares del mundo en un sistema económico globalmente integrado. Culturalmente, se refiere a la difusión e integración global de ideas, valores, normas, comportamientos y formas de vida. Políticamente, se refiere al desarrollo de formas de gobernanza que operan a escala global, cuyas políticas y reglas se espera que cumplan las naciones cooperativas. Estos tres aspectos centrales de la globalización son impulsados ​​por el desarrollo tecnológico, la integración global de las tecnologías de comunicación y la distribución global de los medios.

La historia de nuestra economía global

Algunos sociólogos, como William I. Robinson, enmarcan la globalización como un proceso que comenzó con la creación de la economía capitalista, que formó conexiones entre regiones distantes del mundo desde la Edad Media. De hecho, Robinson ha argumentado que debido a que una economía capitalista se basa en el crecimiento y la expansión, una economía globalizada es el resultado inevitable del capitalismo. Desde las primeras fases del capitalismo en adelante, las potencias coloniales e imperiales europeas, y más tarde el imperialismo estadounidense, crearon conexiones económicas, políticas, culturales y sociales globales en todo el mundo.

Pero a pesar de esto, hasta mediados del siglo XX, la economía mundial era en realidad una compilación de economías nacionales competidoras y cooperantes. El comercio era internacional más que global. A partir de mediados del siglo XX, el proceso de globalización se intensificó y aceleró a medida que se desmantelaron las regulaciones nacionales de comercio, producción y finanzas, y se forjaron acuerdos económicos y políticos internacionales para producir una economía global basada en el movimiento "libre" de dinero y corporaciones.

La creación de formas globales de gobierno

La globalización de la economía internacional mundial y de la cultura y las estructuras políticas fue liderada por naciones ricas y poderosas enriquecidas por el colonialismo y el imperialismo, incluidos Estados Unidos, Gran Bretaña y muchas naciones de Europa occidental. Desde mediados del siglo XX, los líderes de estas naciones crearon nuevas formas globales de gobernanza que establecieron las reglas para la cooperación dentro de la nueva economía global. Estos incluyen las Naciones Unidas, la Organización Mundial del Comercio, el Grupo de los Veinte, el Foro Económico Mundial y la OPEP, entre otros.

Aspectos culturales de la globalización.

El proceso de globalización también implica la difusión y difusión de ideologías (valores, ideas, normas, creencias y expectativas) que fomentan, justifican y proporcionan legitimidad para la globalización económica y política. La historia ha demostrado que estos no son procesos neutrales y que son las ideologías de las naciones dominantes las que alimentan y enmarcan la globalización económica y política. En términos generales, son estos los que se extienden por todo el mundo, se vuelven normales y se dan por sentados.

El proceso de globalización cultural ocurre a través de la distribución y el consumo de medios, bienes de consumo y el estilo de vida del consumidor occidental. También se alimenta de sistemas de comunicación globalmente integrados como las redes sociales, la cobertura desproporcionada de los medios de comunicación de la élite mundial y sus estilos de vida, el movimiento de personas del norte global alrededor del mundo a través de viajes de negocios y placer, y las expectativas de estos viajeros que albergan sociedades proporcionará servicios y experiencias que reflejen sus propias normas culturales.

Debido al predominio de las ideologías culturales, económicas y políticas occidentales y del norte en la configuración de la globalización, algunos se refieren a su forma dominante como "globalización desde arriba". Esta frase se refiere al modelo de globalización de arriba hacia abajo que está dirigido por la elite del mundo. En contraste, el movimiento de "alter-globalización", compuesto por muchos de los pobres, trabajadores pobres y activistas del mundo, aboga por un enfoque verdaderamente democrático de la globalización conocido como "globalización desde abajo". Estructurado de esta manera, el proceso continuo de globalización reflejaría los valores de la mayoría del mundo, en lugar de los de su minoría de élite.