Interesante

Julissa Brisman: víctima del asesino de Craigslist

Julissa Brisman: víctima del asesino de Craigslist

El 14 de abril de 2009, Julissa Brisman, de 25 años, se encontraba con un hombre llamado "Andy" que había respondido a un anuncio de "masajista" que había colocado en la sección de Servicios Exóticos de Craigslist. Los dos habían enviado correos electrónicos de ida y vuelta para acordar la hora y acordaron las 10 p.m. esa noche.

Julissa tenía un acuerdo con su amiga, Beth Salomonis. Era una especie de sistema de seguridad. Cuando alguien llamaba al número que Julissa había incluido en Craigslist, Beth contestaba la llamada. Luego le enviaría un mensaje a Julissa diciéndole que estaba en camino. Julissa luego le enviaría un mensaje de texto a Beth cuando el hombre se fuera.

Alrededor de las 9:45 p.m. "Andy" llamó y Beth le dijo que fuera a la habitación de Julissa a las 10 p.m. Le envió un mensaje de texto a Julissa, con un recordatorio para enviarle un mensaje de texto cuando terminara, pero nunca supo nada de su amiga.

Del robo al asesinato de Julissa Brisman

A las 10:10 p.m. la policía fue llamada al hotel Marriott Copley Place en Boston después de que los huéspedes del hotel escucharon gritos provenientes de una habitación de hotel. La seguridad del hotel encontró a Julissa Brisman en ropa interior, tendida en la puerta de su habitación de hotel. Estaba cubierta de sangre con un cierre de plástico alrededor de una muñeca.

EMS la llevó al Centro Médico de Boston, pero murió a los pocos minutos de su llegada.

Al mismo tiempo, los investigadores estaban mirando fotos de vigilancia del hotel. Una de ellas mostraba a un hombre alto, rubio y joven que llevaba una gorra en una escalera mecánica a las 10:06 p.m. El hombre parecía familiar. Uno de los detectives lo reconoció como el mismo hombre que Trisha Leffler había identificado como su atacante solo cuatro días antes. Solo que esta vez su víctima fue golpeada y asesinada a tiros.

El médico forense dijo que Julissa Brisman había sufrido una fractura de cráneo en varios lugares al ser golpeada con una pistola. Le dispararon tres veces: una en el pecho, otra en el estómago y otra en el corazón. Tenía moretones y ronchas en las muñecas. También había logrado rascar a su atacante. La piel debajo de las uñas proporcionaría el ADN de su asesino.

Beth llamó a la seguridad de Marriott a la mañana siguiente. No había podido ponerse en contacto con Julissa. Su llamada fue dirigida a la policía y recibió los detalles de lo sucedido. Esperaba, al proporcionar a los investigadores la dirección de correo electrónico de "Andy" y la información de su teléfono celular, que sería de alguna ayuda.

Al final resultó que, la dirección de correo electrónico resultó ser la pista más valiosa para la investigación.

El asesino de Craigslist

El asesinato de Brisman fue recogido por los medios de comunicación y el sospechoso fue llamado el "Asesino Craigslist" (aunque no es el único al que se le ha dado este apodo). Al final del día siguiente al asesinato, varias organizaciones de noticias informaron agresivamente sobre el asesinato junto con copias de las fotos de vigilancia que la policía había proporcionado.

Dos días después, el sospechoso volvió a surgir. Esta vez atacó a Cynthia Melton en una habitación de hotel en Rhode Island, pero fue interrumpido por el esposo de la víctima. Afortunadamente, no usó el arma que había apuntado a la pareja. Optó por correr en su lugar.

Las pistas dejadas atrás en cada ataque llevaron a los detectives de Boston al arresto de Philip Markoff, de 22 años. Estaba en su segundo año de la escuela de medicina, comprometido y nunca había sido arrestado.

Markoff fue acusado de robo a mano armada, secuestro y asesinato. Las personas cercanas a Markoff sabían que la policía había cometido un error y había arrestado al hombre equivocado. Sin embargo, aparecieron más de 100 pruebas, todas señalando a Markoff como el hombre adecuado.

Muerte

Antes de que un jurado pudiera decidir quién tenía razón, Markoff se quitó la vida en su celda en la cárcel de Nashua Street en Boston. El caso de "Craigslist Killer" terminó abruptamente y sin que las víctimas o sus seres queridos sintieran que se había hecho justicia.