Nuevo

Biografía de Bessie Blount, inventor estadounidense

Biografía de Bessie Blount, inventor estadounidense

Bessie Blount (24 de noviembre de 1914 -30 de diciembre de 2009) fue una fisioterapeuta, científica forense e inventora estadounidense. Mientras trabajaba con soldados heridos después de la Segunda Guerra Mundial, desarrolló un dispositivo que permitía a los amputados alimentarse; entregaba un bocado de comida a la vez a los pacientes cada vez que mordían un tubo. Más tarde, Griffin inventó un receptáculo que era una versión más simple y pequeña del mismo, diseñado para usarse alrededor del cuello de un paciente.

Datos rápidos: Bessie Blount

  • Conocido por: Mientras trabajaba como fisioterapeuta, Blount inventó dispositivos de asistencia para amputados; Más tarde hizo contribuciones al campo de la ciencia forense.
  • También conocido como: Bessie Blount Griffin
  • Nacido: 24 de noviembre de 1914 en Hickory, Virginia
  • Murió: 30 de diciembre de 2009 en Newfield, Nueva Jersey
  • Educación: Colegio Panzer de Educación Física e Higiene (ahora Montclair State University)
  • Premios y honores: Homenajeada de Virginia Women in History

Vida temprana

Bessie Blount nació en Hickory, Virginia, el 24 de noviembre de 1914. Recibió su educación primaria en la Escuela Primaria Diggs Chapel, una institución que servía a afroamericanos. Sin embargo, la falta de recursos públicos la obligó a terminar su educación antes de completar la escuela secundaria. La familia de Blount luego se mudó de Virginia a Nueva Jersey. Allí, Blount se enseñó a sí misma el material necesario para obtener su GED. En Newark, estudió para ser enfermera en el Community Kennedy Memorial Hospital. Luego estudió en el Panzer College of Physical Education (ahora Montclair State University) y se convirtió en fisioterapeuta certificada.

Terapia física

Después de terminar su entrenamiento, Blount comenzó a trabajar como fisioterapeuta en el Hospital Bronx en Nueva York. Muchos de sus pacientes eran soldados que habían resultado heridos durante la Segunda Guerra Mundial. Sus lesiones, en algunos casos, les impidieron realizar tareas básicas, y el trabajo de Blount era ayudarlos a aprender nuevas formas de hacer estas cosas usando sus pies o dientes. Tal trabajo no era solo rehabilitación física; su objetivo también era ayudar a los veteranos a recuperar su independencia y sentido de control.

Inventos

Los pacientes de Blount enfrentaron numerosos desafíos, y uno de los más grandes fue encontrar y desarrollar nuevas formas de comer por su cuenta. Para muchos amputados, esto fue especialmente difícil. Para ayudarlos, Blount inventó un dispositivo que entregaba un bocado de comida a la vez a través de un tubo. Cada mordisco se soltó cuando el paciente mordió el tubo. Esta invención permitió a los amputados y otros pacientes lesionados comer sin la ayuda de una enfermera. A pesar de su utilidad, Blount no pudo comercializar con éxito su invento, y no encontró apoyo de la Administración de Veteranos de los Estados Unidos. Más tarde donó los derechos de patente de su dispositivo de autoalimentación al gobierno francés. Los franceses le dieron un buen uso al dispositivo, facilitando la vida de muchos veteranos de guerra. Más tarde, cuando se le preguntó por qué regaló el dispositivo de forma gratuita, Blount dijo que no le interesaba el dinero; ella simplemente quería demostrar que las mujeres negras eran capaces de más que "amamantar bebés y limpiar baños".

Blount continuó buscando nuevas formas de mejorar la vida de sus pacientes. Su siguiente invento fue un "soporte de receptáculo portátil", que colgaba alrededor del cuello y permitía a los pacientes sostener objetos cerca de su cara. El dispositivo fue diseñado para sostener una taza o un tazón, del cual los pacientes podían beber con una pajita. En 1951, Blount recibió oficialmente una patente por su dispositivo de autoalimentación; fue archivada bajo su nombre de casada, Bessie Blount Griffin. En 1953, se convirtió en la primera mujer y la primera afroamericana en aparecer en el programa de televisión "The Big Idea", donde exhibió algunos de sus inventos.

Mientras trabajaba como fisioterapeuta para Theodore Miller Edison, hijo del inventor Thomas Edison, Blount desarrolló un diseño para una cuenca de emesis desechable (el receptáculo utilizado para recolectar fluidos corporales y desechos en hospitales). Blount usó una combinación de periódico, harina y agua para producir un material similar al papel maché. Con esto, hizo sus primeras cuencas desechables de emesis, lo que habría evitado que los trabajadores del hospital tuvieran que limpiar y desinfectar las cuencas de acero inoxidable utilizadas en ese momento. Una vez más, Blount presentó su invento a la Administración de Veteranos, pero el grupo no tenía interés en su diseño. Blount patentó la invención y vendió los derechos a una compañía de suministros médicos en Bélgica. Su cuenca de emesis desechable todavía se usa en los hospitales belgas en la actualidad.

Ciencia forense

Blount finalmente se retiró de la fisioterapia. En 1969, comenzó a trabajar como científica forense, ayudando a agentes de la ley en Nueva Jersey y Virginia. Su papel principal era traducir los hallazgos académicos de la investigación en ciencias forenses en pautas prácticas y herramientas para los oficiales en el terreno. A lo largo de su carrera, se interesó en la relación entre la escritura a mano y la salud humana; Blount había observado que la escritura, una habilidad motora fina, podría verse afectada por diferentes formas de enfermedades, incluidas la demencia y el Alzheimer. Sus investigaciones en esta área la llevaron a publicar un artículo innovador sobre "grafología médica".

Pronto Blount tenía una gran demanda por su experiencia en este campo emergente. Durante la década de 1970, ayudó a los departamentos de policía de Nueva Jersey y Virginia, e incluso trabajó durante un tiempo como examinadora principal. En 1977, fue invitada a Londres para ayudar a la policía británica con el análisis de escritura a mano. Blount se convirtió en la primera mujer afroamericana en trabajar para Scotland Yard.

Muerte

Blount murió en Newfield, Nueva Jersey, el 30 de diciembre de 2009. Tenía 95 años.

Legado

Blount realizó importantes contribuciones en los campos de la medicina y la ciencia forense. Es mejor recordada por los dispositivos de asistencia que inventó como fisioterapeuta y por su innovador trabajo en grafología.

Fuentes

  • "Inventores e inventos". Marshall Cavendish, 2008.
  • McNeill, Leila. "La mujer que fabricó un dispositivo para ayudar a los veteranos discapacitados a alimentarse a sí mismos y lo dejó gratis". Institución Smithsonian, 17 de octubre de 2018.
  • Morrison, Heather S. "Inventores de la salud y la tecnología médica". Plaza Cavendish, 2016.
  • "No pasó por alto: Bessie Blount, enfermera, inventora de tiempos de guerra y experta en escritura a mano". The New York Times, 28 de marzo de 2019.