Comentarios

¿Qué significa incertidumbre en economía?

¿Qué significa incertidumbre en economía?

Todos sabemos que incertidumbre significa en el habla cotidiana. De alguna manera, el uso de la palabra en economía no es tan diferente, pero hay dos tipos de incertidumbre en la economía que deberían diferenciarse.

La famosa cita de Rumsfeld

En una conferencia de prensa en 2002, el entonces secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, ofreció una opinión sobre un tema de mucha discusión. Distinguió dos tipos de incógnitas: las incógnitas que sabemos que no conocemos y las incógnitas que no sabemos que no conocemos. Rumsfeld se burló de esta observación aparentemente excéntrica, pero de hecho, la distinción se había hecho en los círculos de inteligencia durante muchos años.

La diferencia entre "incógnitas conocidas" y "incógnitas desconocidas" también se hace en economía con respecto a la "incertidumbre". Al igual que con las incógnitas, resulta que hay más de un tipo.

Incertidumbre caballeresca

El economista de la Universidad de Chicago Frank Knight escribió sobre la diferencia entre un tipo de incertidumbre y otro en su texto de economía orientado al mercado de valores. Riesgo, incertidumbre y beneficio.

Un tipo de incertidumbre, escribió, tiene parámetros conocidos. Si, por ejemplo, coloca una orden de compra en una acción en particular al precio actual - X, no sabe que la acción caerá lo suficiente como para que se ejecute la orden. El resultado, al menos en el habla cotidiana, es "incierto". Usted sabe, sin embargo, que si se ejecuta será a su precio especificado. Este tipo de incertidumbre tiene parámetros limitantes. Para usar el comentario de Rumsfeld, no sabes lo que sucederá, pero sí sabes que será una de dos cosas: la orden expirará o se ejecutará.

El 11 de septiembre de 2001, dos aviones secuestrados golpearon el World Trade Center, destruyendo ambos edificios y matando a miles. Como consecuencia, las acciones de United y American Airlines se desplomaron en valor. Hasta esa mañana, nadie tenía idea de que esto iba a suceder o que incluso era una posibilidad. El riesgo era esencialmente no cuantificable y hasta después del evento. No había forma práctica de establecer los parámetros de su ocurrencia: este tipo de incertidumbre no es cuantificable.

Este segundo tipo de incertidumbre, una incertidumbre sin delimitar parámetros, se conoce como "incertidumbre Knightiana", y se distingue comúnmente en economía de la certeza cuantificable, que, como señaló Knight, se denomina con mayor precisión "riesgo".

Incertidumbre y sentimiento

La tragedia del 11 de septiembre centró la atención de todos en la incertidumbre, entre otras cosas. La deriva general de muchos libros respetados sobre el tema después del desastre es que nuestros sentimientos de certeza son en gran medida ilusorios: solo pensamos que ciertos eventos no sucederán porque hasta la fecha no lo han hecho. Sin embargo, este punto de vista no tiene una justificación plausible: es simplemente un sentimiento.

Quizás el más influyente de estos libros sobre incertidumbre es el "Cisne negro: el impacto de lo altamente improbable" de Nassim Nicholas Taleb. Su tesis, que propone con muchos ejemplos, es que existe una tendencia humana innata y en gran parte inconsciente a dibujar un círculo limitante en torno a una realidad dada. Por lo tanto, piensas que todo lo que hay en el círculo es todo lo que hay y todo lo que está fuera del círculo como una imposibilidad o, más a menudo, no piensas en absoluto.

Como en Europa todos los cisnes eran blancos, nadie había considerado la posibilidad de un cisne negro. Sin embargo, no son tan inusuales en Australia. El mundo, escribe Taleb, está lleno de "eventos de cisne negro", muchos de ellos potencialmente catastróficos, como el 11 de septiembre. Debido a que no los hemos experimentado, podemos creer que no pueden existir. En consecuencia, argumenta Taleb, se nos impide tomar medidas preventivas para evitar las que se nos habrían ocurrido si las hubiéramos considerado posibles, o las hubiéramos considerado en absoluto.