Consejos

Entrevistas periodísticas: cuadernos o grabadoras?

Entrevistas periodísticas: cuadernos o grabadoras?

¿Qué funciona mejor al entrevistar a una fuente: tomar notas a la antigua usanza, con el bolígrafo y el cuaderno de reportero en la mano o usando un cassette o una grabadora de voz digital?

La respuesta corta es que ambos tienen sus pros y sus contras, dependiendo de la situación y el tipo de historia que estés haciendo. Examinemos ambos.

Cuadernos

Pros

El cuaderno de un periodista y un bolígrafo o lápiz son las herramientas tradicionales del oficio de entrevistar. Los cuadernos son baratos y fáciles de colocar en un bolsillo o bolso trasero. También son lo suficientemente discretos como para no poner nerviosas a las fuentes.

Una computadora portátil también es confiable, no hay que preocuparse de que se quede sin baterías. Y para el periodista que trabaja en una fecha límite ajustada, los cuadernos son la forma más rápida de anotar lo que dice una fuente y acceder a sus citas al escribir la historia.

Contras

A menos que sea un tomador de notas muy rápido, es difícil anotar todo lo que dice una fuente, especialmente si él o ella habla rápido. Por lo tanto, puede perderse citas clave si confía en tomar notas.

Además, puede ser difícil obtener cotizaciones que sean totalmente precisas, palabra por palabra, usando solo un cuaderno. Eso puede no importar mucho si está haciendo una entrevista rápida con la persona en la calle. Pero podría ser un problema si está cubriendo un evento en el que es importante obtener las citas exactamente correctas, por ejemplo, un discurso del presidente.

Una nota sobre los bolígrafos: se congelan en climas bajo cero. Entonces, si hace frío, siempre traiga un lápiz por si acaso.

Grabadoras

Pros

Vale la pena comprar grabadoras porque le permiten obtener literalmente todo lo que alguien dice, palabra por palabra. No tiene que preocuparse por faltar o destrozar citas clave de su fuente. El uso de una grabadora también puede liberarlo para anotar cosas en sus notas que de otro modo podría haberse perdido, como la forma en que actúa una fuente, sus expresiones faciales, etc.

Contras

Como cualquier dispositivo técnico, las grabadoras pueden funcionar mal. Prácticamente todos los reporteros que alguna vez usaron una grabadora tienen una historia sobre las baterías agotadas en medio de una entrevista importante.

Además, las grabadoras requieren más tiempo que las computadoras portátiles porque una entrevista grabada debe reproducirse más tarde y transcribirse para poder acceder a las citas. En una noticia de última hora, simplemente no hay tiempo suficiente para hacerlo.

Finalmente, las grabadoras pueden poner nerviosas a algunas fuentes. Y algunas fuentes pueden incluso preferir que sus entrevistas no se graben.

Nota: Hay grabadoras de voz digitales en el mercado que están diseñadas para transcribir todo lo que está grabado. Pero tales grabadoras solo se pueden usar para dictar y los mejores resultados se obtienen con la grabación de voz de alta calidad a través de un micrófono con auriculares y un discurso claramente enunciado y sin acento.

En otras palabras, en un escenario de entrevistas en el mundo real, donde es probable que haya mucho ruido de fondo, probablemente no sea una buena idea confiar solo en tales dispositivos.

¿El ganador?

No hay un ganador claro. Pero hay preferencias claras:

  • Muchos reporteros confían en los cuadernos para las noticias de última hora y usan grabadoras para artículos que tienen plazos más largos, como las funciones. En general, los cuadernos probablemente se usan con más frecuencia que los grabadores a diario.
  • Los registradores son buenos si estás haciendo una entrevista larga para una historia que no tiene una fecha límite inmediata, como un perfil o un artículo destacado. Una grabadora le permite mantener un mejor contacto visual con su fuente, haciendo que la entrevista se sienta más como una conversación.

Pero recuerde: incluso si está grabando una entrevista, siempre tome notas de todos modos. ¿Por qué? Es la Ley de Murphy: la única vez que confíes únicamente en una grabadora para una entrevista será la única vez que la grabadora no funcione correctamente.

En resumen: los cuadernos funcionan mejor cuando tienes una fecha límite ajustada. Los registradores son buenos para historias en las que tienes tiempo para transcribir las citas después de la entrevista.