Consejos

René Laennec y la invención del estetoscopio

René Laennec y la invención del estetoscopio

El estetoscopio es un instrumento para escuchar los sonidos internos del cuerpo. Es ampliamente utilizado por médicos y veterinarios para recopilar datos de sus pacientes, en particular, la respiración y la frecuencia cardíaca. El estetoscopio puede ser acústico o electrónico, y algunos estetoscopios modernos también registran sonidos.

El estetoscopio: un instrumento nacido de la vergüenza

El estetoscopio fue inventado en 1816 por el médico francés René Théophile Hyacinthe Laënnec (1781-1826) en el Hospital Necker-Enfants Malades de París. El médico estaba tratando a una paciente y se avergonzó de usar el método tradicional de Auscultación Inmediata, que involucraba al médico presionando su oreja contra el pecho del paciente. (Laënnec relata que el método fue "inadmisible por la edad y el sexo del paciente".) En cambio, enrolló una hoja de papel en un tubo, lo que le permitió escuchar los latidos del corazón de su paciente. La vergüenza de Laënnec dio lugar a uno de los instrumentos médicos más importantes y omnipresentes.

El primer estetoscopio era un tubo de madera similar a los audífonos de "bocina" de la época. Entre 1816 y 1840, los diversos profesionales e inventores reemplazaron el tubo rígido por uno flexible, pero la documentación de esta fase de la evolución del dispositivo es irregular. Sabemos que el siguiente salto en la tecnología de estetoscopio tuvo lugar en 1851 cuando un médico irlandés llamado Arthur Leared inventó una versión binaural (dos orejas) del estetoscopio. Esto fue refinado al año siguiente por George Cammann y puesto en producción en masa.

Otras mejoras al estetoscopio se produjeron en 1926, cuando el Dr. Howard Sprague de la Harvard Medical School y M.B. Rappaport, un ingeniero eléctrico, desarrolló un cofre de dos cabezas. Un lado de la pieza del pecho, un diafragma de plástico plano, emitía sonidos de mayor frecuencia cuando se presionaba contra la piel del paciente, mientras que el otro lado, una campana en forma de copa, permitía discernir sonidos de menor frecuencia.